Dormitorios en tonos claros: más sensación de amplitud

Los dormitorios en tonos claros (y preferiblemente en blanco) son un acierto seguro en la decoración de tu hogar. Los espacios en el dormitorio se vuelven más luminosos, más relajantes (algo que viene muy bien a la hora de descansar) y, pensando en las nuevas casas